CIRCUITO SLOT PISTA SCALEXTRIC - making off

Como todos ya sabemos existe un problema importante en este hobby, es el espacio para tener nuestro circuito permanente en casa. En mi caso lo he solucionado haciéndolo reversible, por un lado es un circuito y por el otro es mitad pizarra Velleda y mitad panel de corcho para notas. De todos modos cualquier solución en un piso pasa por sacrificar dimensiones. A continuación describo los pasos para su construcción:

1) Definir el espacio disponible en la pared (largo x ancho x alto) y diseñar el circuito.
Mediante algún software de diseño de circuitos diseñaremos nuestro trazado, tendremos en cuenta si vamos a emplear el circuito para competir uno contra otro o bien contra reloj, en este último caso podemos emplear un número impar de pistas de cruce con el fin de disponer de la mayor longitud de circuito posible en el menor espacio. En mi las dimensiones del tablero son 1,8 mts x 0,9 mts x 15 cm. Elegí un circuito contra reloj por lo que empleé una pista de cruce consiguiendo así una longitud total de unos 11 mts divididos en dos parciales de 5,5 mts aproximadamente.

2) Construcción tablero base
Para la construcción del tablero base empleé dos tableros de 0,9 mts x 0,9mtx y 1 cm de grosor puesto que resultaba más manejable su transporte y luego los uní mediante listones de 2,5 cm de grosor. Los listones consiguen dar suficiente fuerza al conjunto, basta atornillarlos mediante tornillos pasantes, no considero necesario aplicar ningún tipo de cola pero obviamente daréis más solidez a la base de vuestra maqueta.

3) Empotrado de circuito (parte A)
Resulta de utilidad para posteriores fases el empotrar el circuito sobre algún material con el fin de que las pistas de plástico no sobresalgan sobre la base en la que están apoyadas, de esta manera ofreceréis un ancho extra de pista en el caso de que el coche derrape. En mi caso y reciclando material de anteriores trabajos empleé una plancha de césped artificial (de venta en L&M) que casualmente tiene el grosor de las pistas de Scalextric.
Disponemos la plancha de este material (o cualquier otro) sobre la base de madera, en el caso del césped artificial lo colocamos del revés de manera que la parte negra queda hacia arriba. Grapamos esta lámina a la base de madera con una grapadora de pared que imprima fuerza suficiente.

4) Replanteo circuito
Replanteamos el circuito sobre la base y aplicamos las elevaciones que consideremos oportunas y que el trazado nos permita, sugiero que no os apresuréis y probéis el circuito durante días o semanas puesto que más adelante no podréis cambiar su diseño. Comprobad que es jugable y divertido. Podéis emplear trozos de polispan, corcho blanco, canutillos vacíos de papel higiénico, etc. En mi caso empleé únicamente trozos de polispan (de los de las floristerías).

5) Cableado eléctrico
Procedemos a asegurar que el conexionado entre pistas no falle con el tiempo, para lo que soldaremos por debajo de las pistas las conexiones mediante cablecillos con cuidado de no aplicar demasiado tiempo el soldador puesto que corréis el riesgo de deformar irreversiblemente la pista.

Finalmente decidimos el costado de la pista por el que accederán los cables que será aquel desde el que jugaremos, básicamente deberán quedar dos cables de corriente (rojo + negro) y un cable para el cuentavueltas si lo empleáis.

6) Empotrado de circuito (parte B)
Mediante un rotulador permanente marcamos el contorno de la pista sobre la base, retiramos de nuevo el circuito y procedemos a cortar con cutter con el fin de extraer el material bajo la pista. Una vez retirado todo el material colocamos de nuevo la pista en le hueco existente quedando enrasada con la plancha de césped artificial.

7) Relleno huecos bajo pista
En el caso de que vuestra pista sea elevada resulta conveniente rellenar los huecos con papel de periódico o revistas con el fin de minimizar el empleo de espuma de poliuretano como veremos en la fase siguiente puesto que no resulta del todo económica.

8) Aplicar espuma de poliuretano
Antes de emplear la espuma de poliuretano deberemos tapar las pistas con papel de periódico, yo os recomiendo que las empapeléis alrededor, es decir, por encima y por debajo con el fin de que en ningún tramo caiga espuma, deberéis ser cuidadosos puesto que si cae espuma en la parte superior de la pista resultará casi imposible limpiarla al introducirse la espuma en la textura de la pista.

Aplicaremos la espuma pensando en las formas del terreno excediéndonos en su aplicación puesto que luego procederemos a darle su forma definitiva con el cutter o cualquier otra herramienta. En mi caso fueron necesarios cinco botes grandes de espuma.





Emplearemos la espuma por zonas, es decir, aplicamos espuma en una zona hasta gastar el bote y dejamos secar, procedemos al recortado y reutilizamos los restos de espuma recortados para otras zonas con el fin de ahorrar el máximo de espuma. Es decir, intentad aprovechar los recortes como base para otras zonas.


9) Definir orografía del terreno con el cuter
Esta parte constructiva es muy a vuestro criterio, si queréis laderas tendréis que cortar la espuma de manera que quede más o menos lisa, no os preocupéis por los pequeños huecos o desperfectos porque en la fase siguiente se disimulan totalmente. Si queréis zonas montañosas podéis dejar la espuma en su estado natural o bien realizar cortes angulosos con el cutter.




Una vez más sugiero que os toméis vuestro tiempo y sólo paseéis a la siguiente fase cuando estéis verdaderamente satisfechos con el resultado.


10) Pegado de papel de periódico bañado en alkil
Llegados a este punto ya hemos finalizado la parte constructiva y entramos en la fase decorativa. Existen varios caminos para continuar, yo he conseguido muy buenos resultados con esta técnica y creo que os puede resultar muy sencillo.



Consiste en algo tan sencillo como recortar trozos de papel de periódico y “bañarlos” alkil mezclado al 50 % con agua. En algunas zonas puede resultar muy estético montar el papel con alkil sobre la propia pista con el fin de dar una mayor sensación de integración del asfalto en el paisaje. Veréis que el papel en las zonas rocosas queda arrugado y anguloso suavizando los desniveles iniciales de la espuma de poliuretano, el resultado es muy natural.



Finalmente una vez seco todo el papel del terreno procedemos a dar otra capa de alkil, en este caso puede ser menos diluida en agua.


11) Pintura base
Aplicamos una capa de imprimación es spray, podemos optar entre blanco, gris o negro en función de la luminosidad y resultado que queramos obtener, en mi caso me decanté por el gris.



Aplicamos una segunda capa de pintura base, en este caso vale una acrílica de color marrón oscuro, es una base con un color más cercano a la gama de colores final que quiero dar al conjunto. Esta segunda capa la mezclamos con arena de playa con el fin de conferir textura al conjunto y la aplicamos con brocha.



12) Pintura terreno a base de pincel seco
Esta técnica básicamente consiste en coger pintura con el pincel o brocha y secarlo en un trapo o papel con el fin de transferir la menor cantidad posible a la superficie a pintar. Recomiendo que los colores se obtengan mediante mezcla de primarios, es decir, azul, rojo, amarillo, blanco y negro, podéis ayudaros de algún ocre para alcanzar más fácilmente colores tierra. En ningún caso deberéis emplear colores planos ni aplicar el pincel cargado de pintura, debe estar lo bastante seco como para poder “restregarlo” por la superficie a pintar sin transferir un color sólido sino matizado.
Aplicaremos tantas capas, colores y matices como deseemos, cuantas más apliquemos mayor naturalidad conseguiremos, por otra parte al pintar con pincel seco no vamos a obtener nunca una capa de pintura gruesa que taparía por otro lado la textura de la arena.



Si lo consideráis necesario podéis aplicar pintura también en algunas zonas de la pista, sobre todo por los bordes o cunetas, puede dar mayor sensación de realismo.




13) Barniz mate para proteger el trabajo
Para evitar que los colores se pierdan con el paso del tiempo y minimizar el deterioro por su uso recomiendo barnizar finalmente el conjunto con un barniz mate de spray, deberéis tener cuidado puesto que existen algunos en el mercado que aún siendo muy buenos si se emplean a más de cuatro centímetros generan polvo blanco y acaba estropeando la pintura en el último momento, también encontrareis otros que si los aplicáis muy de cerca ofrecen un aspecto brillante en lugar de mate con lo que también estropeareis el trabajo. Previamente deberéis cubrir convenientemente la pista con papel y cinta de carrocero.


14) Remates pizarra
La mitad de corcho la he resuelto mediante dos láminas de corcho de 0,5 cm de espesor pegadas con pegamento de contacto habiendo grapado la primera capa para mayor seguridad. La parte de pizarra velleda es bien sencilla, se compra un rollo de suficiente tamaño para cubrir la superficie de pizarra de una pieza y se pega puesto que es autoadhesivo, el material podéis encontrarlo en papelerías especializadas.


15) Montaje en pared
Como podéis observar he apoyado el circuito sobre tres escuadras de madera articulándolo mediante bisagras de cierta resistencia. Para sostenerlo en posición horizontal he empleado cables de acero a modo de tirantas sujetados a unos eslabones fijados a la pared con tacos y tornillos y amarrando el cable a ellos mediante sujetacables.



16) Conectores finales manejo circuito
Remataremos los cables de corriente con conectores apropiados, bananas para la corriente y un jack mini para el cuentavueltas, podemos empotrarlos en alguna caja de plástico conexionando con soldador para mayor fiabilidad y rematando de la mejor manera posible que se os ocurra, en mi caso los integré en una caja de plástico de los caramelos smint y los fijé con masilla patex haciendo un conjunto muy resistente.





Y estas son varias fotos del resultado final.






3 comentarios:

  1. Muy bueno el circuito, me quiero poner a hacer uno también colgado, espero que me puedas ayudar a resolver algunas dudas...

    ResponderEliminar
  2. fabuloso gracias por la informacion...

    ResponderEliminar